La competencia por ser la mosca más grande del mundo