Marte pierde su atmósfera por culpa del Sol.