Japón apuesta al hidrógeno como energía del futuro