1 millón de pelotas, la respuesta de Chile contra la sequía