Lirio acuático, más que una plaga