iStock

POR: Gabriel Pérez Díaz

Antes de convertirse en ‘polvo cósmico’, Stephen Hawking afirmó que tal vez el ser humano no sería capaz de descubrir vida más allá de la Tierra. Sin embargo, de algo podría estar muy seguro: los super humanos van a poblar el planeta.

Bajo esta premisa, en su libro ‘Brief Answers to the Big Questions’, una de las frases más representativas se formula de la siguiente manera:  durante este siglo, la ciencia descubrirá cómo mejorar la raza humana a través de la manipulación del ADN, lo que dará cabida a una generación de ‘súper humanos’ contra los que las personas ‘no mejoradas’ no podrán competir.

Raymond McCauley, científico, ingeniero y empresario con especialidad en biotecnología, quien asistió a nuestro país con motivo del encuentro ‘SingularityU México Summit 2018’ que se llevó a cabo en Puerto Vallarta, coincide con lo anterior, pues considera que esta herramienta puede ir más allá y llegar a ser aplicada para crear humanos más fuertes, inteligentes, rápidos, entre otras características.

Lee: La mutación de un solo gen que convirtió a los humanos en corredores

“Esto te va a sonar un poco extraño, pero creo que estamos viviendo en la época del nacimiento de los superhumanos. Ahora sabemos las secuencias de genes que se deben modificar para cambiar el ADN, hoy conocemos los que podríamos eliminar para volvernos inmunes a algunas enfermedades, o cuáles deben cambiarse para volver los huesos o músculos más fuertes y estos cristalicen mejor, con mayor porcentaje de calcio y por consecuencia sean dos o tres veces más fuertes que los de las personas normales”.

Está información puede sonar fascinante como aterradora, por lo que el también presidente de Biotecnología en Universidad Singularity, bromeó durante su conferencia haciendo referencia a los superhéroes: ‘un gran poder conlleva grandes responsabilidades’.

Actualmente esto ya es una realidad y no está nada alejado de la ciencia ficción, pues la tecnología CRISPR-Cas9, permite modificar las hélices de ADN para cambiar su secuencia, eliminando o insertando nuevas estructuras.

“Con esta herramienta nuestro ADN puede ser modificado y ensamblado como si fuera un Lego; funciona como una especie de cut and paste, es decir, si se detecta un gen defectuoso puede ser cortado y sustituido por uno que esté sano”, asegura el Dr. Jaime Isaac Mendiola Jiménez, especialista en genética y que cuenta con diplomado en Inmunología por la Facultad de Ciencias en el IPN.

Por si te lo perdiste: Exoesqueletos modulares para crear ‘superhumanos’

De esta manera, esta tecnología ha logrado que la vida de los seres humanos sea más fácil. Por ejemplo, los diabéticos empezaron a disponer de suministros constantes de insulina modificada en el laboratorio mediante la introducción de genes en bacterias. Por otro lado, el sector agrícola también ha sufrido algunos cambios, ahora los cultivos mo­­dificados son más productivos y resistentes a herbicidas e insectos y ya empezaron a transformar buena parte del panorama del mundo, según datos de una investigación realizada por la Universidad de California en Estados Unidos.

Límites de la edición genética

Por otro lado, surge la incógnita sobre si habrá un límite para la modificación del ADN, a lo que Divya Chander, médico y neurocientífica formada en la Universidad de Stanford, respondió en entrevista exclusiva para Tec Review: “Para contestar esta pregunta debemos partir de cuánto realmente entendemos el organismo y de cómo se compone el ser humano. Hace diez años, tan solo comprendíamos aproximadamente el 2% de los genes que observábamos, hoy se entiende más del 20%, por lo que hemos sido capaces de realizar secuencias con las partes más importantes del ADN y erradicar enfermedades, ahora imagina lo que lograremos veinte años más adelante”.

Tan solo en la actualidad, los ingenieros en genética ya cuentan con las herramientas necesarias para modificar los embriones, así si una familia es propensa a padecer una enfermedad o una malformación, pueden asegurarse que sus hijos nazcan totalmente sanos y no desarrollen estos padecimientos a lo largo de su vida. “Es importante señalar que esto es más fácil de realizar antes de que los bebés nazcan, aunque tal vez en unos años ya lo podamos hacer en adultos”, resaltó.

Para culminar, Mccauley señaló que para mediados de 2025 podrían comenzar a verse resultados de estas tecnologías en algunos animales como sujetos de prueba y no mucho tiempo más adelante se busque implementarlas en humanos. “Tal vez para mediados de la próxima década puedan existir perros con chips integrados que sean sumamente inteligentes y no mucho tiempo después se realicen experimentos en personas”.

“La vida cada vez se parece más a lo que vemos en los cómics, los avances en la ciencia y tecnología nos permiten realizar cosas que no imaginábamos años atrás, así que ya veremos”, concluyó.

TE RECOMENDAMOS: 

Biotecnología, la más peligrosa de todas las tecnologías: experto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre