Pouncer, el dron comestible que puede salvar vidas

Esta aeronave está planeada para ser aprovechada “hasta la última pieza”.

Los expertos en vehículos aéreos no tripulados experimentan desde hace un par de años con el diseño y la utilización de drones desechables. El principal objetivo de este tipo de aparatos es el de entregar provisiones a zonas recónditas, en conflicto o que han sufrido alguna catástrofe, por lo que deben ser eficientes, precisos y baratos, además de degradables.

Esta última característica evita que, una vez completada su misión, el dron se convierta en un desecho contaminante o en una arma. Pero para el británico Nigel Gifford el hecho de que el dispositivo sea capaz de desvanecerse de forma natural no es suficiente. Él considera que lo mejor es que quienes reciben la aeronave puedan sacarle provecho hasta la última pieza. Bajo esta premisa nació Pouncer.

Desarrollado por Gifford y la compañía inglesa Windhorse Aerospace, Pouncer es un vehículo aéreo no tripulado de 75 kilos y relativamente bajo costo (300 dólares). Éste es capaz de volar hasta donde sea requerido pero, lo que lo hace tan especial, es que por sí mismo es un recurso útil, ya que prácticamente toda su estructura puede convertirse en provisiones como combustible y alimento.

Para que esto sea posible, el dron es fabricado con madera que puede romperse para encender una fogata o construir un refugio, así como fibras vegetales que se pueden comer. Por si esto fuera poco, el interior de sus alas y parte del fuselaje del aparato están reforzados con raciones de alimentos deshidratados que además permiten reducir el peso y el volumen.

De acuerdo con Nigel Gifford, con una unidad Pouncer se pueden preparar hasta 100 raciones de comida.

La aeronave de Windhorse Aerospace no tiene que despegar ni recorrer grandes distancias, ya que fue planeado para lanzarse desde un avión de carga. Así, el Pouncer solo requiere de baterías reutilizables, de un pequeño propulsor de hélice y de un sencillo sistema de navegación con base en la tecnología GPS para funcionar.

El dron puede desplazarse hasta 30 kilómetros y alcanzar su objetivo con 10 metros de precisión, es decir, con mayor exactitud que un paracaídas.

Por ahora Pouncer es aún un prototipo pero, tanto Nigel Gifford como Windhorse Aerospace, pretenden hacerlo realidad próximamente ya que, aseguran, organizaciones como Médicos sin Fronteras y Oxfam han mostrado interés en su desarrollo.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre