Lo que hay detrás de los ‘me encanta’ en Facebook
Facebook

Por Gabriela Chávez

Si bien el pulgar hacia arriba ha sido, desde sus inicios, el referente con el que los usuarios de Facebook expresan su empatía por alguna de las fotos o publicaciones que ven en la red social, en 2016, la firma agregó seis nuevas maneras de expresar emociones en la pantalla o reaccionar ante algo.

Y aunque los corazones animados o los emojis que parecen enojados comenzaron de pronto a integrarse a las conversaciones diarias de la red, el que llegaran a la pantalla está lejos de ser un proceso súbito.

De acuerdo con Ergin Erant, manager de ingeniería en Facebook, el lanzamiento de reacciones tardó 365 días y significó el involucramiento de diversos departamentos de la empresa, además de pruebas internacionales, para lograr que todos los íconos lograran empatía en diversas culturas.

“Debía ser algo que fuera incluyente de varias culturas y que resonara con el resto del mundo; como amor, podría ser un amor de pareja o de algo que te guste mucho, no podía ser algo que no se pudiera traducir y que causara ruido, por lo que terminamos con un símbolo universal como el corazón”, dijo durante la conferencia de desarrolladores de la red social.

Erant explicó que el corazón fue el primer ícono, a lo que le siguieron las expresiones de “me divierte” y “me entristece”. La última en desarrollarse fue “me enoja”.

Resultado de imagen para reacciones facebook

Durante las pruebas internacionales, que se realizaron en países como Irlanda, Japón y Estados Unidos, se revisaron factores como conectividad, expresividad y operación en diferentes tipos de dispositivos; razón por la que también se eligieron estos territorios, pues la muestra debía tocar audiencias diversas.

Además del reto de lograr empatía emocional con diferentes íconos, Mark Peng, ingeniero de software, comentó que también encontraron obstáculos en la parte técnica. “Deben de pensar que el lanzamiento es algo que le debe funcionar a 1,800 millones de personas. No es sencillo”, dijo.

Para lograr que un usuario en México o en Indonesia le pueda dar “me encanta” a un post se involucraron departamentos como ingeniería y desarrollo, además de comunicaciones y animación, uno de los últimos pasos que se realizó.

Peng recordó que uno de los pensamientos constantes para llevar a buen puerto un desarrollo a escala internacional fue siempre pensar que el producto debía seguir iterando y que sólo habían avanzado un poco. “No importa cual sea el problema, hay que pensar que solo se ha recorrido 1% de todo el camino”, dijo Peng.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre