Reuters

El espectáculo comienza con el tema musical de Misión Imposible, seguido por una serie de ‘trucos’ que dejan al público tanto sorprendido como alarmado exclamando “¡oh!”. Pero este no es show de magia, sino una demostración de hackeo a cargo del estadounidense Kevin Mitnick.

Se trata de uno de los hackers más famosos de la historia, en algún momento parte de la lista de los más buscados por el Buró Federal de Investigaciones​ estadounidense (FBI) que a mediados de la década de los noventa lo capturó y encerró, acusado de penetrar diversos sistemas informáticos de grandes empresas e incluso organizaciones gubernamentales “solo por el desafío” que ello le ofrecía.

Tras pasar alrededor de siete años tras las rejas y ser liberado en 2002, Mitnick decidió cambiar el rumbo y empezar a utilizar su talento tanto para su beneficio como para el del resto. Hoy, es CEO de su propia consultora de ciberseguridad, Mitnick Security Consulting, con clientes tanto de la esfera privada como de la pública. Además, dedica tiempo a aconsejar a los usuarios de la red sobre cómo proteger su información y prevenir daños.

“Hoy lo hago (hackear) con autorización y, además, ¡me pagan!. Sumado a ello presto un servicio que permite mejorar la seguridad de todos. ¡Es una carrera fantástica!”, dijo este 2 de abril frente a los asistentes a Talent Land 2018 que se celebra en Guadalajara, Jalisco.

El ‘mago’ del hackeo

Durante su presentación, Kevin Mitnick cautivó al auditorio con demostraciones de cómo se puede tomar control de una computadora, incluidos su micrófono y su cámara, con solo enviar malware disfrazado de un archivo PDF; cómo se puede acceder a un edificio al clonar una tarjeta de acceso con solo pasar junto a ella; e incluso como burlar a un e-commerce para transformar una cuenta de 5,000 dólares en una de menos de 300.

Y su acto cerró con broche de oro: una exhibición de lo ‘sencillo’ que es lanzar un ataque capaz de secuestrar la información guardada en cualquier ordenador, similar al ransomware WannaCry.

Pero el público también mostró preocupado por su propia seguridad. Ante ello, el ‘mago’ del hackeo recomendó siempre mantener el sistema operativo de los dispositivos electrónicos actualizado, utilizar contraseñas seguras e invertir en mecanismos de seguridad. Incluso, exhortó a los presentes a poner a prueba estas herramientas al intentar hackearlas con ‘trucos’ como los suyos, siempre y cuando sea en sus propios equipos y con sus propias cuentas.

Y no es casualidad, confesó, que su presentación recuerde al espectador a un show de magia. “Mi afición por burlar sistemas de seguridad nació de mi pasión por los trucos que veía de niño”, afirmó, “años antes de hacerme de una identidad falsa como Eric Weiss”, nombre real del famoso mago Houdini y que Mitnick utilizó mientras estuvo prófugo.

¿Cómo serán los hackeos en 2050?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre