iStock

(AFP).- Científicos propusieron una nueva clasificación de diabetes estimando que existen cinco formas diferentes y no dos como se conocía actualmente, lo que puede según ellos permitir afinar los tratamientos.

Actualmente este trastorno de asimilación de azúcar por el cuerpo está clasificado en dos categorías.

La diabetes de tipo 1 (alrededor de 10% de los casos), que aparece generalmente de manera brutal en los niños o jóvenes adultos, es caracterizada por una producción insuficiente de insulina. Esta hormona secretada por el páncreas permite mantener el equilibrio de la tasa de glucosa en la sangre.

Puedes leer: ¿Cuánto cuesta tener diabetes en México?

La diabetes de tipo 2 (casi el 90% de los casos) corresponde a un alza prolongada de la tasa de azúcar en la sangre, asociado a menudo con la obesidad y los modos de vida (sedentario, alimentación desequilibrada).

Los autores de un estudio sueco publicado por la revista especializada Lancet Diabetes & Endocrinology proponen afinar esta clasificación instaurando cinco categorías, tres severas y dos más benignas.

“Es un primer paso hacia el tratamiento personalizado de la diabetes (…). La clasificación actual no es suficiente para predecir las complicaciones que pueden presentarse”, estimó uno de los autores del estudio, Leif Groop, de la universidad de Lund.

Lee: Mexicana desarrolla dispositivo que detecta complicaciones en pie diabético

Para llegar a estas cinco categorías, los investigadores analizaron los datos de 13,720 pacientes desde 2008, analizando su producción de insulina, su nivel de azúcar en la sangre o la edad en la que apareció la enfermedad. Y los investigadores concluyeron que los pacientes pueden separarse en los siguientes grupos.

Grupo 1: diabetes severa autoinmune. A grandes rasgos, es la que normalmente se clasifica como de tipo 1. Afecta a las personas cuando son jóvenes y aparentemente saludables y se debe a una enfermedad autoinmune que imposibilita la producción de insulina. Con lo cual, no hay hormonas suficientes para controlar el nivel de azúcar en la sangre.

Grupo 2: diabetes severa por deficiencia de insulina. Estos pacientes inicialmente son muy parecidos a los del grupo 1 —también son jóvenes, con un peso y salud aparentemente saludables—, pero tienen dificultades para producir insulina. La diferencia es que no hay un fallo en el sistema inmunológico sino un defecto en sus células beta, las que “fabrican” la insulina. Estos pacientes tienen el mayor riesgo de ceguera.

Grupo 3: diabetes severa por resistencia a la insulina. Quienes la sufren en general tienen sobrepeso y producen insulina pero el cuerpo no responde a la hormona. Estos pacientes tienen el mayor riesgo de enfermedades renales.

Grupo 4: diabetes moderada relacionada con la obesidad. Identificada principalmente en pacientes con mucho sobrepeso, pero metabólicamente más cercanos a los valores normales que a los del grupo 3.

Grupo 5: diabetes moderada relacionada con la edad. La desarrollan por pacientes que son significativamente de mayor edad que los de los otros grupos.

Un adulto de once en el mundo (425 millones) padece diabetes, es decir 10 millones más que en 2015, según cifras publicadas a mediados de noviembre por la Federación Internacional de Diabetes (FID).

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Mexicano desarrolla páncreas bioartificial que ayudará a diabéticos

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre