El primer trasplante de cabeza humana se dará en 2018
TEDx

Si todo va de acuerdo a lo previsto, en 2018, “por estas fechas”, el primer trasplante de cabeza humana ya habrá tenido lugar. Así lo reveló el neurocirujano italiano Sergio Canavero.

El traslado de cualquier órgano o tejido de una persona a otra ya es bastante complejo pero, aún así, este experto no sólo asegura que la operación sin precedentes es viable, sino que planea demostrarlo en China el próximo año.

Este procedimiento no debe confundirse con un ‘simple’ intercambio de cerebros. Canavero se refiere a, literalmente, tomar la cabeza completa de un cuerpo para colocarla en otro.

Debido a esta iniciativa, el italiano ha sido llamado ‘genio’ por algunos, ‘loco’ por otros, pero todo ello no ha logrado impedir que Sergio Canavero continúe con sus planes, dados a conocer en 2015, de realizar el primer trasplante de cabeza humana.

El paciente

Decenas de personas se apuntaron como voluntarios para someterse a esta operación. Se esperaba que el primer nombre de la lista, Valeri Spiridónov, que corresponde a un ruso que sufre de atrofia muscular espinal (síndrome de Werdnig-Hoffmann), fuera el elegido.

Sin embargo, de acuerdo con las más recientes declaraciones de Canavero, “el primer paciente será chino”.

El equipo

Para llevar a cabo este procedimiento, Sergio Canavero contará con ayuda de un equipo de médicos chinos dirigido por Xiaoping Ren, especialista de la Universidad Médica de Harbin que, en 2014, publicó su propia investigación sobre el trasplante de cabeza en ratones.

Más tarde, empezó a ‘ensayar’ junto con el italiano en otros animales como el mono. Los resultados de estas pruebas fueron publicados en la revista Surgical Neurology International.

La cirugía

De acuerdo con Canavero, quien es miembro del Grupo de Neuromodulación Avanzada de Turín, Italia, el primer paso para realizar esta cirugía es enfriar el cuerpo a una temperatura tan baja que evite que las células del tejido vivo se pierdan al realizar cortes.

Entonces, se tendrán que dejar al descubierto las arterias carótidas y yugulares, así como la columna que, más tarde, será abierta para exponer la médula espinal. Durante toda esta parte del procedimiento, el cuerpo del donante deberá respirar y su sangre deberá circular con ayuda de diferentes aparatos.

Posteriormente, se hará el ‘cambio’ y se dará inicio a la reconexión entre las dos partes —la cabeza y su nuevo cuerpo—, para lo que se utilizarán pequeñas cánulas en las carótidas y yugulares. Luego, se unirán y coserán.

Según el italiano, lo que seguirá es conectar las capas que rodean a la médula espinal y estabilizarla por medio de cables o fijaciones. Se unirán los nervios vago y frénico, se conectarán el esófago, la tráquea y, finalmente, se coserá la piel.

Terminando la intervención, el paciente tendrá que permanecer cuatro semanas en coma, tras las cuales podrá empezar a hablar y a mover la cabeza de nuevo. Sin embargo, la persona no podrá caminar, por lo menos, durante un año.

Si este primer trasplante resulta exitoso, las tetraplejias o las paraplejias serían curables.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre