Detectan ondas gravitacionales con más
LIGO

A dos años de que el observatorio LIGO comprobara por primera vez la existencia de las ondas gravitacionales, la historia se repitió por cuarta vez, solo que la detección que se dio este agosto se hizo con una precisión 10 veces superior.

Para ello fue necesario que las dos estaciones de observación que el LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory u Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser) tiene en Washington y Louisiana, ambas en Estados Unidos, trabajaran en conjunto con el laboratorio Advanced Virgo de Pisa, Italia.

Whitedata_strain_snr_qscan_v11vhigh
LIGO

Aunque este último es menos sensible que los equipos del LIGO, contar con un tercer detector de ondas gravitacionales permitió aumentar la exactitud al tratar de localizar la ubicación en la que dos agujeros negros colisionaron.

Así, se determinó que las captadas en esta ocasión fueron causadas por un hoyo negro de 31 masas solares y otro de 25, a unos 1,800 millones de años luz.

Gw170104a_close-up_spinning_black_holes
LIGO

“Esta mayor precisión permitirá eventualmente a toda la comunidad astrofísica hacer descubrimientos aún más emocionantes”, afirmó Laura Cadonati, quien trabaja en Georgia Tech y es portavoz adjunta de la LIGO Scientific Collaboration (LSC).

Pero eso no es todo, ya que la red que crearon estos tres instrumentos al operar juntos también hizo posible que se midiera la polarización de las ondas gravitacionales, es decir, la forma en la que distorsionan el espacio-tiempo en tres dimensiones.

Entre más detectores se unan a estos, los científicos podrán sacar un mayor provecho de esta polarización para obtener nuevos datos sobre objetos a gran distancia de nuestro planeta.

“Con esta primera detección conjunta por los instrumentos del LIGO y de Virgo, hemos dado un paso más en el cosmos de la onda gravitacional“, dijo David H. Reitze, quien trabaja en el Instituto Tecnológico de California (Caltech) y es director ejecutivo de el Laboratorio LIGO. “Nos acercamos, sin duda, a resultados emocionantes e imprevistos”.

Detección de ondas gravitacionales gana Princesa de Asturias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre