China combate contaminación con chimenea gigante
IEECAS

China, un país que ha sufrido durante mucho tiempo una de las peores emisiones de smog en el mundo, puso en años recientes manos a la obra para cambiar esta situación.

Con diferentes iniciativas, esta nación parece estar ganando la guerra a la contaminación atmosférica. Prueba de ello es que, a partir de datos recogidos por más de 200 receptores repartidos por todo el territorio, un estudio de la Universidad de Chicago concluyó que la tasa de partículas finas en el aire, altamente perjudiciales para la salud, se redujo en un 32% entre 2013 y 2017.

La investigación agregó que, si se mantiene esta tendencia, la esperanza de vida media de los chinos podría aumentar 2.4, ya que las partículas mencionadas son determinantes tanto en las enfermedades cardiovasculares y respiratorias como en el cáncer.

“No existen ejemplos de un país que haya logrado una disminución tan rápida de la contaminación atmosférica. Es extraordinario”, dijo Michael Greenstone, quien dirigió el estudio del Instituto de Política Energética de la Universidad de Chicago. Pero, ¿cómo a logrado China este veloz avance? Invirtiendo en nuevos talentos y tecnología para lograrlo.

Por ejemplo, actualmente China destina 2 millones de dólares a un prototipo de sistema de filtración que podría ayudar a resolver el problema. Este consiste en una chimenea de 18.2 metros que utiliza luz solar para calentar el aire, haciendo que pase por varios filtros, para finalmente regresarlo al ambiente totalmente limpio.

El líder del proyecto, Cao Junji, llevó a cabo con éxito las primeras pruebas de esta estructura en enero, ya que la contaminación alcanza sus niveles máximos en invierno. Los informes preliminares determinaron que la chimenea emitió entre 5 y 8 millones de metros cúbicos de aire filtrado todos los días, lo que se tradujo en una reducción de 19% de las partículas nocivas en el ambiente.

Aún se desconoce cuál será el siguiente paso de este proyecto, pero por lo pronto parece un remedio eficaz y viable al gran problema de la contaminación en China. El reto que pro lo pronto deberán superar Cao Junji y su equipo es el de disminuir los costos de funcionamiento de su chimenea.

Pekín decreta “alerta roja” por contaminación

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre